Soñar no cuesta nada!

Esa frase la he escuchado desde que era una niña, le pregunta es, cuanto de verdad hay en ella? Todos los seres humanos tenemos sueños, algunos que nos parecen inalcanzables y otros que no son tan lejanos, pero la realidad es que sí solamente soñamos y no hacemos nada al respecto entonces será simplemente una pobre ilusión. Tener un sueño y anhelar poder alcanzarlo un día si cuesta. Para alcanzar un sueño necesitaremos de compromiso, trabajo y fe.
Tu y yo fuimos el sueño de Dios, El nos pensó y aún planeo como salvarnos frente al fracaso del primer hombre y la primera mujer y eso podemos llamar un excelente plan; pero que de tu sueño? Esa idea que te deja pensando cuando estas solo (a), esa idea que te da ánimo por las mañanas y te ilusiona por las noches? Es hora que le pongas pies! Seguramente que no será fácil, tendrás que confrontar muchos obstáculos, tales como la gente negativa, las condiciones que te rodean, tu nivel de educación, etc. Pero si no haces nada al respecto será una mera ilusión. Yo te ánimo a que sueñes aunque te cueste! Si alguien me hubiera dicho que un día yo estaría escribiendo un blog posiblemente no lo hubiera creído, pero con la ayuda de mi hijo Sergio (quien es un especialista en computación) y un deseo grande de poder seguir escribiendo estoy aquí animándote a que no renuncies a tu sueño. Dios no necesita de tu bolsillo para cumplir tu sueño, El solo necesita tu corazón.

Transient